Luna Corzo sostuvo que “harán todo lo posible” para pagar el vencimiento de intereses de u$s14,7 millones antes del 24 de marzo

El Gobierno riojano del peronista Ricardo Quintela decidió no pagar el vencimiento de intereses por u$s14,7 millones de un bono emitido en 2017 por u$s200 millones a 9,75%, con el objetivo de abrir un plazo de gracia de 30 días en donde buscar una renegociación. Juan Luna Corzo, jefe de Gabinete de la provincia, asegura que hay voluntad de pagar antes del 24 de marzo.

En declaraciones a Ámbito Financiero, mencionó que están en diálogo con los bonistas para reestructurar los próximos pagos.

Juan Luna Corzo: Principalmente, a una dificultad financiera que se presentó en la provincia. Ese pago, que pesificado serían unos $900 millones, nos absorbe 33% de nuestra coparticipación líquida mensual. Y dependemos mucho de esos fondos para gastos corrientes. A eso hay que sumar un atraso de una deuda de Nación de la gestión de Mauricio Macri en 2018. También hay un segundo motivo, vinculado al financiamiento de la construcción y puesta en marcha del parque eólico, a través de una empresa estatal que fue adjudicada en las licitaciones de RenovAr. Para ese proyecto se tomó la deuda en dólares. El parque eólico tuvo demoras principalmente causadas por las dificultades del país en estos dos años. Entonces, el flujo de ingreso de divisas hoy no lo tenemos y se complicó el panorama.

P.: ¿Cuándo estaría operativo el parque eólico?

J.L.: Esperamos que entre en operación comercial en marzo. A partir de ahí se empiezan a devengar divisas, con una estimación de 45 días para recibir los pagos. Podríamos tener algún ingreso para el próximo cupón que vence en agosto pero aún así la perspectivas para adelante es que hay que renegociar.

P.: ¿Y las expectativas con este vencimiento de febrero?

J.L.: Estamos haciendo lo posible para cumplir con este cupón. El plazo de 30 días para renegociar es escueto, pero la reestructuración es necesaria. Las cuentas de la provincia están en orden, pero están justas. Podemos afrontar gastos corrientes, mínimas inversiones, pero este cupón está por fuera de lo que es un movimiento normal de nuestras finanzas. Vamos a hacer todo lo que se puede hacer para afrontar el pago antes del 24 de marzo.

P.: ¿Comenzaron las negociaciones con los acreedores?

J.L.: Sí, hablamos con los bonistas y se continuará mañana (por hoy). Planteamos en las primeras conversaciones que queremos afrontar nuestra deuda con seriedad y responsabilidad. Que haya acuerdo con todas las partes para que la deuda sea sostenible para la provincia y que haya certezas para los bonistas respecto al cumplimiento de pago, tanto de los cupones como de la amortización.

P.: ¿Hablaron con el Gobierno nacional de este tema?

J.L.: Sí, de Nación nos llamaron, por supuesto, para conocer la situación. Nos pidieron que seamos responsables, que seamos comunicativos con los acreedores. En La Rioja no queremos entorpecer la negociación de Nación con sus propios bonistas. La decisión de hacer uso de la ventana de 30 días fue provincial. No hemos recibido ninguna instrucción de ninguna autoridad nacional para abrir el plazo de gracia.

P.: ¿Creen que fue un error tomar deuda en dólares al 9,75%?

J.L.: Es una deuda que se tomó en 2017 cuando las expectativas eran otras, incluso generadas por el Gobierno nacional de ese momento. Lo que ocurrió en 2018 y 2019 fue catastrófico para la economía. Para el país y para todas las provincias.

P.: Hacía referencia a una deuda nacional con La Rioja, ¿de qué conceptos se trata?

J.L.: Es una deuda que nos dejó el gobierno de Macri en 2018 de fondos extracoparticipables. Nuestra actitud es de acompañamiento total a Hacienda nacional. Estamos tratando de destrabar la deuda de una forma que se pueda cumplir. Pero esa falta, más atrasos de 2019, nos generó que las reservas se fueran agotando paulatinamente. Estamos equilibrados pero para nada sobrados.