La Rioja aún no publicó sus datos de recaudación de enero

Durante enero, las recaudaciones provinciales sufrieron un deterioro de 8,7% interanual, en términos reales. La principal explicación del fenómeno es similar a la de la caída libre de los ingresos tributarios a nivel nacional: el pésimo desempeño del consumo de los hogares, que se vio muy golpeado por la pérdida de poder adquisitivo de los ingresos fijos. Así, la actividad económica en declive continúa impactando sobre los presupuestos provinciales, que están fuertemente endeudados en dólares.

Según diario BAE, hasta acá, catorce de los 24 distritos subnacionales publicaron sus números de recaudación tributaria. De ellas, excepto Salta, todas las demas tuvieron contracciones reales de sus ingresos y la principal explicación aparece por el lado de Ingresos Brutos, que representa el 75,5% de la capacidad recaudatoria de las provincias. El tributo mostró un particular deterioro en el grueso de los distritos durante enero, por el escaso dinamismo de la actividad económica.

La consultora Economía & Regiones (E&R) tomó los datos oficiales de cada provincia y calculó que durante enero la variación de sus recaudaciones fue de 39,5%, lo que estuvo bien por debajo de la inflación de 52,9% que registró el Indec, a través del IPC Nacional. De ahí que la baja en términos reales fue de 8,7% interanual. A la par, E&R observó que la recaudación de Ingresos Brutos subió en promedio 43,7%, lo que representó una contracción de 6% en términos reales.

Así, las provincias se volvieron a mostrar más golpeadas que la administración nacional en términos de recesión económica, ya que Afip informó una suba nominal de 44,9% durante enero, de la mano de una mayor presión tributaria. Desde E&R destacaron: “Al efecto por la recesión económica hay que adicionarle las modificaciones introducidas en el impuesto desde el último Acuerdo Fiscal de Noviembre 2017, donde se acordó una baja gradual en las alícuotas del impuesto. Esta situación habría empezado a revertirse en enero 2020 a partir de la suspensión del cronograma de disminución de alícuotas”.

Los datos, sistematizados y publicados ayer por la consultora que fundara el ex ministro del Interior Rogelio Frigerio, aparecieron en un contexto particular: el lunes La Rioja decidió no realizar el pago semestral de intereses por USD14,7 millones de un bono emitido en 2017 y anunció que buscará reestructurar ese título. La Rioja aún no publicó sus datos de recaudación de enero.

Su ratio deuda/PBG es de 20%, bien por encima del 8% del resto de los distritos, según estimó el economista Felix Piacentini en su cuenta de Twitter. Desde E&R destacaron, sin embargo, que para cumplir con los servicios de su deuda sólo precisa utilizar el 6% de su recaudación. Según la consultora, La Rioja posee un stock de deuda compuesta casi en su totalidad (alrededor del 90%) en dólares y con un peso de más del 50% sobre sus ingresos totales.

Las estrategias de financiamiento en dólares por parte de los distritos durante los últimos años chocaron de lleno con la megadevaluación y con unas recaudaciones que complican los pagos. La provincia de Buenos Aires fue el primer intento de reperfilamiento (fallido). Durante enero su recaudación trepó apenas 17% nominal. Es decir que sufrió una contracción de su recaudación tributaria de 23,4% en términos reales.